Blog

Conoce las últimas noticias de nuestra empresa y del mundo del AOVE

Receta Patatas a la “mala educación”


Hoy os presentamos un plato sencillísimo, pero muy sabroso y genial para poner como guarnición con cualquier plato de carne o pescado o como un entrante sustancioso en una comida familiar. Una versión propia a medias entre las patatas a lo pobre y las patatas con jamón y huevos rotos, ambas recetas famosas por su sabor y combinación infalible de sabores potentes que combinan muy bien.

 

Ingredientes:

  • Patatas de variedad para frito (la variedad Agria por ejemplo)
  • 3 dientes de ajo
  • 3 guindillas tipo cayena
  • 2 pimientos verdes o rojos italianos
  • Jamón serrano (opcional)
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra Valle de la Luz
  • Huevos de Corral o ecológicos.



Pasos:

  1.  Cortar los ajos en láminas, las guindillas en trozos y los pimientos en juliana.
  2. Freír las guindillas, el ajo y el pimiento en el aceite de oliva virgen extra abundante y bien caliente, en este caso como es para hacer fritura, recomendamos nuestro Valle de la Luz, un AOVE económico, pero de calidad, ideal para frituras y guisos.
  3. Una vez fritos estos ingredientes, sacarlos y preservarlos para la decoración del plato. Ojo: no quemar el ajo. Se debe dorar, pero no quemarse porque daría un toque amargo y desagradable al plato y al aceite que reutilizaremos en breve para el siguiente paso. Si queremos añadir jamón en tacos o lascas, ahora es el momento.
  4. Freír las patatas en el AOVE donde hemos hecho la anterior fritura para aportar el sabor a guindilla, ajo y pimiento. Deben de quedar crujientes, por lo que la temperatura debe oscilar 170-180ºC si es posible. Fuerte, pero sin quemar el aceite que aguanta perfectamente este rango de temperatura.
  5. Sacamos las patatas y retiramos el exceso de aceite, salamos las patatas al gusto (no mucho si antes añadimos jamón porque ya es salado y más al estar frito)
  6. En la sartén donde hemos frito tras retirar el exceso de aceite añadimos las patatas, incorporamos el huevo a fuego bajo para cuajarlo a medias y que quede suave, o si no os gusta se deja para que cuaje más (a nosotros nos gusta medio hecho). Una vez en el punto deseado emplatamos las patatas con el huevo.
  7. Colocar en el plato las patatas con huevo al centro con las guindillas, ajos y pimientos (también jamón si hemos añadido) alrededor para decorar.

Es un plato sencillo, es verdad, pero tiene un sabor espectacular. En casa o nuestro restaurante, cuando lo servimos, nos preguntan qué patatas hemos usado y que huevos, obviamente ambos son ingredientes importantes y solemos usar de máxima calidad, pero un buen AOVE y la fritura adecuada son el secreto para un plato como este.

Esperamos fotos si lo hacéis en casa, os dejamos la nuestra

¡¡El resultado espectacular, buen provecho!!

premios2021_COUPAGE

 

 

Topics: Receta, aceite oro del desierto, recetas con aove, AOVE extra Valle de la luz, patatas a la mala educación

Últimas entradas

Etiquetas

Ver todo